Con la puesta a disposición de los Huertos Urbanos de Ocio se persiguen fomentar aquellas acciones que repercutan en una mejor calidad de vida de sus vecinos, en especial el de las personas mayores de 60 años, atendiendo a la ocupación del tiempo libre de este sector de la población  y a la protección del medio ambiente.

Los Huertos urbanos proporcionan espacios libres alternativos que les permitirá realizar actividades en contacto con la naturaleza que resultarán beneficiosas para la salud física y mental,  a la vez que fomentará una alimentación saludable, mejorando así su calidad de vida.

En definitiva se pretende propiciar el disfrute y entretenimiento de las personas mayores,  y el fomento de valores sociales como son la sensibilización ambiental, el consumo saludable y el respeto al entorno.